Saltar al contenido principal
pdf?stylesheet=default
Blackboard Help

Escribir para la Web

Leer contenido en línea es bastante diferente de leer material impreso.

A la hora de preparar contenido para el curso en línea, puede que descubra que tiene materiales previos que desee incorporar. Para maximizar el aprendizaje de los estudiantes, lo más probable es que necesite editar estos materiales para prepararlos para la Web.

En un estudio llevado a cabo por Jakob Nielson en 1997, los investigadores descubrieron que aproximadamente un 80 % de los usuarios de pruebas recorrían con la vista las páginas web. Tan solo un 16 % leía el contenido palabra por palabra.

El estudio también mostraba que la mayoría de los usuarios leían el contenido siguiendo un patrón aproximado con forma de "F". En primer lugar, leían la parte superior de la página. Después, se saltaban varias líneas y realizaban un segundo barrido horizontal, seguido de una lectura rápida vertical del lado izquierdo de la página.

¿Qué se puede aprender de los hábitos de lectura en línea de los usuarios de pruebas? Ubique la información más importante en los dos primeros párrafos. Si los estudiantes no continúan leyendo, al menos se verán expuestos a los conceptos principales que desea transmitir. Es posible que estudiantes con dificultades cognitivas dejen de leer a mitad de página, por lo que pueden verse beneficiados si la información está estructurada de esta manera.

Considere usar más directrices del sitio web de Jakob Nielson, detalladas a continuación.

Facilitar la exploración de la página

  • Presente la información por partes.
  • Utilice listas con viñetas para dividir aún más el contenido.
  • Ubique el contenido más importante en la parte superior de la pantalla o en la parte de la ventana del navegador que se cargue primero. Esta parte de la página web es visible sin necesidad de desplazarse.
  • En los subtítulos, los párrafos y las viñetas, agregue palabras que aporten información. De este modo, los estudiantes podrán ver rápidamente estas palabras clave cuando hagan una lectura rápida vertical del lado izquierdo de la página.
  • Utilice oraciones breves.

Crear párrafos bien estructurados

  • Presente una idea por párrafo. Limite los párrafos a entre dos y cuatro oraciones.
  • Ubique la información más importante en la primera oración, seguida de los detalles.

Reducir el número de palabras

  • Utilice la mitad de las palabras que utilizaría en material impreso.
  • Si una página ocupa más de dos o tres pantallas, divídala en varias páginas más breves.

Resaltar las palabras clave

  • Utilice colores, negrita, cursiva o varios tipos de letra, pero con moderación.
  • Procure no utilizar TODO MAYÚSCULAS: dificultan la lectura y hacen un hincapié extra en un lector de pantallas. (Puede parecer que está gritando). Además, en oraciones y párrafos, las palabras en mayúscula son más difíciles de leer que las palabras en minúscula. Las mayúsculas causan problemas a las personas disléxicas.
  • Procure no utilizar subrayado. Los estudiantes pueden interpretarlo como un enlace.

Utilizar un tono familiar

  • Escriba como si estuviera manteniendo una conversación; utilice un tono informal, pero informativo.
  • Utilice pronombres personales y verbos de acción.
  • Utilice la voz activa para que las oraciones sean concisas, fluidas y fáciles de entender.
  • Procure no utilizar jerga ni lenguaje innecesariamente complejo o técnico.